octubre 21, 2017

Soy Maratonista!!!

No sé aún como explicar esta sensación, hoy lunes a casi 48 horas de haber cruzado esa meta que se resume en las poco más de 7 horas 30 minutos que pase entre trotando y caminando pero que realmente es el trabajo de casi 10 meses, de dejar las desveladas, de concentrarme en todos y cada uno de mis entrenamientos, de cambiar hábitos alimenticios, de dejar de lado fiestas, de no poder tomarme ni una cerveza cuando más se me antojaba, de olvidarme de los antojos a media mañana, de más de 30 kilos de peso bajados, de más de 20 kilos de músculo ganado, de dolores en partes del cuerpo que no recordaba que podían doler, de entrenar el cuerpo pero sobre todo entrenar la mente, de sufrir, de gozar, de tantas y tantas emociones que se visualizan tan solo al cruzar la meta…

Hoy se que la pared, esa que muchos corredores dicen que aparece alrededor del km 30 es superada fácilmente si tu preparación mental ha sido la adecuada, no voy a mentirles y decirles que nunca me dolieron las piernas que todo fue “miel sobre hojuelas”, las piernas duelen y arden, dan calambres, se contracturan, hay momentos que el dolor es insoportable pero siempre puedes ordenarles que continúen y estar seguro de que no vas a parar hasta completar el objetivo.

Quiero agradecer a muchas personas que siempre estuvieron ahí y las iré mencionando porque todas tienen un lugar muy adentro de mi corazón…

Primeramente quiero agradecer a mi familia, Lau, trampas no se que haría sin tus porras, sin siempre estar apoyando en todas y cada una de las locuras que se me han ocurrido a lo largo de estos casi 8 años de navegar juntos, gracias por siempre estar ahí, por acompañarme a las competencias aunque eso implicara dormir poco, aguantar todos los entrenamientos, sufrir conmigo los dolores, y sobre todo gracias por darme esas 3 pequeñas criaturas que han sido y serán parte fundamental de mi motivación para siempre dar más, a ellos también tengo que agradecerles todo.

A mis papás y hermanos que siempre creyeron en mí y me enseñaron que si quieres algo tienes que luchar para conseguirlo.

Gracias Ramón de León y Pohito por esa llamada al cruzar la meta, la verdad no lo esperaba ni tantito y me dio mucho gusto saludarlos y que desde Chicago estuvieran al pendiente de todo.

Al equipo de Sporting por creer en el proyecto, por ser parte de esto, porque aunque tuvimos diferencias a lo largo del proyecto, éste llego a buen término y se lograron los objetivos planteados, gracias Alex y Javier.

Al equipo de AquilesMD, porque con sus conocimientos en todas las áreas del deporte lograron que pasará de ser una persona que medio trotaba 2 km a convertirme en un maratonista, gracias Pichu por creer que gente ordinaria puede hacer cosas extraordinarias, gracias porque cuando te necesite siempre estuviste ahí con una palabra, un tweet o un mensaje para mí, gracias Diana y Alyn por siempre tener una sonrisa al contestar el teléfono o al recibirme en la clínica, gracias Mayra por siempre estar al pendiente de mi evolución y siempre apoyarme, gracias Any porque siempre estuviste ahí, porque cada que ocupaba algo siempre estabas dispuesta a ayudar porque siempre tenías algo positivo para decirme, gracias José Ángel por siempre estar al pendiente de la evolución y planificar los entrenamientos para llegar a la meta, aunque a veces te los cambiara con los compromisos de las carreras, gracias Jesús Solis porque fuiste el primero en ponerme una friega en duela, porque siempre tienes una sonrisa para apoyar y porque se ve que amas lo que haces, gracias Isma por siempre estar al pendiente de mí por siempre preguntar como iba y por siempre tener palabras de aliento, gracias Fer porque sin tus friegas y locuras de la duela no habría llegado tan fuerte como me siento a cumplir este reto, gracias por siempre exigirme unos segundos más, una repetición más y recordarme que lo bueno cuesta, gracias Alonso que aunque nunca me tocó entrenar contigo por ser una disciplina diferente a la que practico, siempre estuviste ahí, incluso el día del evento me acompañaste unos km y me apoyaste con lo que necesitará, gracias Alonso Serrano por siempre apoyar en todo, por siempre estar ahí con una palabra de apoyo y creer en que el objetivo se lograría, gracias Montse, Peter, Blanca, porque cuando necesite de fisioterapia siempre estuvieron ahí, gracias por los masajes dolorosos y por el apoyo para lograr la meta sin eso no hubiera sido posible, gracias Laura porque sin tus conocimientos nutricionales no habría llegado a la meta para poder hacer la distancia, gracias Luis por todo el entrenamiento mental que hiciste en mí, te lo dije el sábado tu eres el culpable de que aún me pregunte ¿Y dónde estaba la pared?, gracias por creer y enseñarme que lo mejor es disfrutar el viaje no solo la meta.

A todos los amigos que hice o reencontré durante este maravilloso viaje muchas gracias, gracias David, Pilly, Alex Romero, Gerardo, Wera, Hugo, Héctor, Humberto, Jesús, PepeChuy, Lorena, Chavita, Mónica, Gloria, Paco Frausto, Gustavo, Memo, Diego, Raúl, Braulio, Jessica, Leo, Katya, Alejandra, Juan Antonio, Angel, Luis Miguel, Charly, Maria Elena, Felipe, Fabiola, Sara entre tantos otros, muchas gracias por todo.

Gracias a todos los que directa o indirectamente estuvieron inmiscuidos en esta locura pero sobre todo gracias a Dios por ayudarme a lograrlo.

Y esta historia no acaba aquí… vamos por nuevos retos y nuevas experiencias deportivas.

Definitivamente:

El correr cambió mi vida.

Les dejo algunas fotos del “Gran día”.

Etiquetas de la entrada

Publicaciones Relacionadas

best online pokies review it's here.